Efectivos de la Policía de la Generalitat Valènciana detuvieron a dos empresarios como presuntos autores de un delito contra los derechos de los trabajadores y contra el medio ambiente, tras la inspección de tres talleres ilegales en Albatera (Alicante).

Durante la operación se detuvo también a una tercera persona de nacionalidad argelina que no tenía regularizada su situación en España.

La investigación policial se inició cuando los agentes comprobaron que los detenidos tenían alquiladas varias naves donde se trabajaba de forma ilegal.