La Guardia Civil detuvo, a lo largo del mes de octubre, a un total de 55 personas acusadas, supuestamente, de robar vehículos de alta gama y venderlos en países del Norte de África y Europa del Este. Se trata de una operación a nivel europeo, coordinada por la Europol.

En España participaron más de 3000 agentes, realizando controles en pasos fronterizos, puntos de entrada marítima y en las vías de circulación de todo el territorio. Se llevaron a cabo más de 5.500 actuaciones, identificando a 1.231 personas y 4.301 vehículos.

Durante la operación se recuperaron 56 vehículos robados que eran conducidos, posteriormente, a países de Europa del Este y Norte de África. Los vehículos recuperados provenían en su mayoría de España, Italia, Bélgica y Alemania. Las personas detenidas son de nacionalidades marroquí, española y holandesa.

Launch Ibérica, al igual que Centro Zaragoza, tuvieron un papel destacado en esta operación, mediante la cesión un equipo de diagnosis Launch CRP-129 y aportando personal para la parte técnica del operativo.

El CRP-129 fue capaz de leer los Números de Identificación del Vehículo (VIN), haciendo una comprobación en diferentes centralitas. El agente pudo comparar que el número VIN grabado en el chasis, el número VIN de los papeles y el VIN que proporciona el equipo de diagnosis CRP-129 concordaban.