La Federación Regional de Asociaciones de Empresarios de Automoción de Castilla-La Mancha demanda medidas que permitan frenar el intrusismo de los talleres ilegales en la región, porque "están provocando el cierre de muchos talleres legales autorizados".

 

Según informa la Federación tras la reunión de su Junta Directiva celebrada en Cuenca, la actividad que realizan los talleres ilegales está dañando al sector de la reparación, añadiendo que "los conductores y el resto de usuarios de las carreteras también son afectados gravemente por estos talleres porque ponen en riesgo la seguridad vial".

Los empresarios de automoción aseguran asimismo que algunas de las consecuencias derivadas de realizar las reparaciones y revisiones de vehículos en talleres de reparación son repercusiones en materia de seguridad vial, ausencia de garantías legales o imposibilidad de llevar a cabo reclamaciones, al no existir factura.