Las empresas dedicadas a la reparación y mantenimiento de automóviles experimentaron un ligero crecimiento en su actividad durante el verano. Así, según datos de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa), la demanda en los meses estivales se incrementó en torno a un 1,5% a nivel nacional, siendo el primer trimestre con cifras positivas en los últimos cuatro años.

 

Las asociaciones de talleres integradas en Conepa confirman mayoritariamente la leve mejoría, tanto en relación al verano de 2013 como en la referencia al primer semestre de 2014, pero no consideran que la situación permita confirmar un cambio de tendencia en la evolución del sector.

De hecho, al ser consultados sobre previsiones con respecto al último trimestre, los empresarios optan más por hablar de estabilización que por aumentos de facturación.

El comportamiento del verano, que tradicionalmente atrae a un mayor número de usuarios por el aumento de desplazamientos por carretera, mejoró sensiblemente el dato acumulado anual y pasar de una caída del 2,8% en el primer semestre a un descenso del 1,5% en el período enero-septiembre, una cifra alejada del 7% de retroceso de 2013.