Un estudio desarrollado por Castrol y TomTom revela cuáles son los conductores del mundo que más sufren las paradas-arranques en la carretera. Dentro de las 50 ciudades y regiones analizadas, aparecen Madrid y Barcelona en el puesto 15 y 19, respectivamente. La capital de España se sitúa con una media de 22.320 paradas-arranques al año, frente a las 20.400 de la Ciudad Condal.

El ránking internacional lo encabeza Estambul, con una media anual de 31.200 paradas-arranques, mientras en la cola de la clasificación se sitúa Rotterdam, con 6.211. Otras ciudades incluidas en el ranking son Beijing  (28.200), Londres (21.000), Nueva York (15.480) o Sidney (13.200).

El estudio ha utilizado la información de los sistemas de navegación por satélite en los vehículos en 50 ciudades y regiones del mundo, con el objetivo de poner de relieve la importancia que supone el cambio de las condiciones de conducción en todo el mundo.

Según los ingenieros de Castrol, parar y arrancar frecuentemente puede causar un mayor desgaste en el motor del automóvil. El informe, asimismo, apunta que un conductor normal podría verse sometido hasta a 18.000 paradas-arranques cada año.

Castrol identifica tres niveles de importancia dentro de las paradas-arranques. Ámbar y rojo son las categorías que peores condiciones presentan y, por tanto, las que están expuestas a peores consecuencias en el desgaste del motor.

Del mismo modo, TomTom examina el total de kilómetros recorridos por los vehículos y las paradas realizadas en un periodo de tiempo y una ciudad. Así calcula la media de paradas por kilómetros en cada región.