Tal y como se acordó en la clausura de la “Jornada Técnica para información de la opinión pública: El debate definitivo: diésel, sí o no”, Fecavem ha elaborado un manifiesto con las conclusiones sobre la evolución o desaparición del diésel y el impacto de ambas opciones en el sector de la automoción y en la economía de forma global.

Según la patronal catalana, el documento permitirá trasladar a Bruselas la información real sobre la eficiencia del combustible diésel a partir del debate y los dictámenes técnicos de los especialistas en tecnología, movilidad, medio ambiente, economía aplicada y automoción.

Los puntos del manifiesto son los siguientes:

  • El motor diésel es una opción de presente y futuro por sus excelentes prestaciones. Sus ventajas de uso son manifiestas: mejor eficiencia, fiabilidad, duración y bajo consumo, imprescindibles para atender las necesidades de movilidad actuales.
  • Es el motor más extendido del parque móvil nacional, de vehículos ligeros y pesados. Prácticamente todos los vehículos ligeros y pesados en circulación de mercancías, transporte de viajeros o maquinaria de obras, van equipados con motor diésel.
  • El nuevo motor diésel cumple el ciclo WLTP, imprescindible para la matriculación. En la actualidad, los motores diésel nuevos cumplen en su totalidad los requisitos exigidos en el ciclo de pruebas WLTP, imprescindible para poder ser matriculados.
  • Sus emisiones globales son inferiores al motor de gasolina. El motor diésel está siendo muy cuestionado por su impacto medioambiental, pero tiene una gran ventaja sobre el motor de gasolina ya que sus emisiones de dióxido de carbono (CO2), el gas responsable del efecto invernadero, son notablemente inferiores, para una potencia equivalente. Precisamente, los Tratados de Kioto y París tienen como objetivo principal reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero.
  • Las nuevas tecnologías reducen drásticamente las emisiones locales, en las ciudades. Los nuevos motores diésel presentan unas emisiones locales de partículas (PM) o de óxido de nitrógeno (NOx) muy reducidas al nivel de los motores de gasolina equivalentes e incluso inferiores, introduciendo tecnologías avanzadas, que reducen drásticamente su impacto en el aire y la salud de las personas.
  • A corto plazo, no hay una alternativa equivalente para los vehículos de mayor peso. En este momento, en la producción de vehículos ligeros y pesados usados especialmente para recorridos interurbanos, no hay una alternativa sólida con prestaciones equivalentes a corto plazo al diésel, pero sí a más largo plazo.
  • El sector de la automoción está comprometido en la descarbonización del transporte. El sector de automoción está plenamente comprometido en la descarbonización del transporte y la movilidad en cero y reducción de emisiones, con la misma intensidad con la que ha contribuido a lograr una disminución muy notable y significativa de la siniestralidad, así como la satisfacción de las necesidades de sus clientes.
  • El cálculo de las emisiones debe computarse desde su producción a su uso. Las comparativas de emisiones ambientales de cada combustible deben partir desde su producción a su uso (Well to Wheel). Limitar las comparativas al momento de su circulación es insuficiente e impreciso.
  • El sector de automoción promueve trazar un plan para la retirada de los vehículos más ineficientes, colaborando con el ente público. Las entidades firmantes apuestan por la necesidad de trazar un plan con el ente público, para agilizar la retirada de los vehículos más contaminantes, eficaz en la reducción de las emisiones, que ayude a su titular en ese proceso de renovación, que mejore la seguridad vial, que impulse la economía, la ocupación, y que equilibre el impacto en la recaudación tributaria con la reducción de los niveles de emisiones.
  • Los planes de movilidad futuros han de prever que las emisiones del vehículo privado serán muy inferiores. También solicitan que los planes de movilidad futuros reflejen esa reducción de emisiones ambientales, que se conseguirá con la renovación del parque móvil y la retirada de los más ineficientes.