El Instituto de investigación de Capgemini ha publicado el estudio “Covid-19 y su impacto al consumidor del sector de automoción: ¿cómo pueden las compañías volver a captar a los consumidores y reavivar la demanda?”, en el que entrevista a más de 11.000 consumidores de once países que representan el 62% de las ventas anuales mundiales de vehículos.

Las preocupaciones por la salud y seguridad continuarán dando forma al comportamiento del consumidor, incluso después de que esta crisis desaparezca. Según el informe, un 36% de los españoles está evaluando la compra de un vehículo, de los cuales un 76% considera que una de las principales razones para hacerlo es la mejor higiene que ofrece un coche propio, además de la reducción de las posibilidades de infección por coronavirus (68%), así como la preocupación por la propia salud y la de su familia (63%).

Habrá también una gran preferencia por la movilidad individual sobre los modos de transporte público y compartido; de hecho, un 43% de los españoles preferirá utilizar un vehículo privado frente al transporte público.

La investigación también muestra la reactivación del interés por la propiedad de vehículos entre los consumidores más jóvenes, junto con una preferencia por los canales digitales. En España, en concreto, el 38% de los potenciales compradores tiene menos de 35 años, mientras que el porcentaje se sitúa en el 45% a nivel mundial.

Capgemini también ha preguntado sobre si los posibles compradores estarán dispuestos o no a visitar el concesionario. Según su encuesta, un 48% de los españoles afirma que prefiere evitar la visita a un concesionario. En este sentido, remarca la importancia de que las empresas mejoren la experiencia digital del usuario y aceleren la digitalización de los concesionarios, con innovaciones como la entrega de vehículos de prueba o el mantenimiento sin contacto humano, además de tecnologías como la realidad virtual y aumentada.

El informe completo se puede consultar pinchando AQUÍ.