Seat ha contactado con los propietarios de Seat León (modelo 5F), fabricados entre el 19 de septiembre y el 6 de octubre de 2014 por un fallo en el airbag del copiloto. Según explica el constructor, existe la posibilidad de que la carcasa del generador de gas resulte dañada al dispararse el airbag del acompañante. Como consecuencia de ello, se pueden desprender piezas metálicas de la carcasa y provocar lesiones a los ocupantes del vehículo.