Las furgonetas, dentro de los vehículos ligeros de transporte de mercancías, suponen el número de vehículos mayoritario con 2,4 millones, el 7% del total del parque nacional. En 2018 estuvieron implicados en el 11% de los accidentes con víctimas, en los que se produjeron el 13% de los fallecidos de 2018. El porcentaje de accidentes con al menos una furgoneta implicada ha aumentado de un 8,6% en 2013 a un 11% en 2018, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En este sentido, el presidente de la Comisión de Recambios de Sernauto, Benito Tesier, alerta de los riesgos de circular sin que el vehículo esté en las perfectas condiciones. “Debemos concienciarnos todos de la importancia del mantenimiento responsable de los vehículos no sólo para nuestra seguridad y la de nuestros acompañantes, sino también para el resto de usuarios”.

Desde Sernauto se aplauden todas las campañas lanzadas por la DGT para garantizar que los vehículos que circulan por nuestras carreteras cuentan con las condiciones básicas para hacerlo y evitar posibles accidentes. “La seguridad vial depende de todos nosotros y de realizar las correspondientes revisiones periódicas y un buen mantenimiento preventivo”, comenta Tesier.

Además, desde Aeca-ITV han incidido en el alto índice de absentismo registrado en las inspecciones técnicas de vehículos, que se estima de un 20%, llegando a ser del 40% en el caso de furgonetas, del 43% en motocicletas y del 58% en ciclomotores. Estos porcentajes ponen manifiesto que es preciso reforzar los esfuerzos en pro de la sensibilización de la sociedad sobre la necesidad tanto de invertir en el mantenimiento del vehículo como de cumplir con la normativa ITVs.

En 2018, del total de vehículos inspeccionados, 20.714.602 unidades, el 20,9% no superó a la primera la inspección obligatoria. Esta tasa de rechazo se corresponde a la detección de un total de 27.225.429 defectos, de los cuales 8.385.076 eran graves. El promedio de errores graves detectados por vehículo rechazado es de 2,5 defectos, ya que en muchos de ellos se detectaron más de un defecto grave.

“El papel de las ITVs es determinante para asegurar que los vehículos en circulación mantengan unas condiciones de seguridad por encima de los mínimos exigidos, minimizar el riesgo de accidentes por causas técnicas y contribuir a proteger el medio ambiente a través de la reducción de las emisiones de los gases de escape”, afirma el presidente de la Comisión de Recambios.

Si a todo esto se añade que nuestro país cuenta con uno de los parques automovilísticos más antiguos de Europa, los riesgos de accidente se incrementan significativamente. Según Benito Tesier, “desde la Comisión de Recambios de Sernauto trabajamos muy activamente tanto con la Administración, como con otras organizaciones y empresas del sector para promover la utilización de recambios de calidad y su correcta reposición como medida para garantizar la seguridad y reducir la siniestralidad en nuestras carreteras”.