Más de la mitad (56%) de las webs de los concesionarios oficiales europeos aún carecen de las funciones básicas de un portal moderno y no alcanzan las expectativas del potencial comprador de coches. En esta línea, el 54% de las webs no cuenta con un listado de vehículos nuevos o seminuevos en stock, mientras que herramientas como las calculadoras financieras, los simuladores de préstamos y la tasación del vehículo usado no están disponibles en un 86% de las páginas webs.

Son datos extraídos del informe “Las webs de los concesionarios franquiciados europeos: el estado de la digitalización en la distribución”, elaborado por MotorK, empresa digital dedicada a la industria de distribución de automóviles.

El departamento de investigación de MotorK ha realizado un detallado estudio de las webs de los concesionarios oficiales en los cinco principales mercados europeos donde la empresa tiene presencia: Alemania, Francia, Italia, España y el Reino Unido. Para obtener las conclusiones presentadas, la compañía ha analizado 36 marcas y más de 20 características y funcionalidades de los sitios. En total, MotorK ha analizado más de 3.000 indicadores.

No hay ninguna marca que destaque en todos los mercados y ninguno de ellos, en su conjunto, está claramente por encima de los demás. De hecho, las webs de los concesionarios oficiales de ninguna marca alcanzaron la puntuación máxima. En general, los portales de los distribuidores oficiales realizan un buen trabajo en ciertas funciones básicas, como proporcionar información detallada del producto y ayudar a los clientes potenciales a localizar el concesionario o solicitar una prueba del vehículo. También suelen gestionar de forma correcta la información sobre las promociones de vehículos nuevos y las existencias de vehículos de ocasión.

Dada la complejidad y la importancia del proceso de compra de un automóvil, sería de esperar que los concesionarios facilitasen la comunicación con los clientes. Si bien la mayoría de las webs disponen de un botón para llamar, el 25% de ellos carece de una página de contacto fácil de usar y la funcionalidad de chat online está presente en menos del 5% de todos los portales que se han estudiado. Además, el 22% de los concesionarios carece de un formulario que permita la reserva de una prueba del vehículo.

Además, la mayoría de los concesionarios oficiales obtuvieron una puntuación baja en los conceptos básicos del portal generalmente reconocidos, como la optimización de motores de búsqueda y la velocidad de descarga, actividades fundamentales que cualquier web comercial debería dominar.

Muchos portales de los distribuidores oficiales parecen ser, en general, una copia de las webs de las marcas con una página de localizador de concesionarios. Los consumidores que están acostumbrados a desarrollar numerosas actividades a través de Internet consideran que a la compra de automóviles online todavía le queda un largo camino por recorrer. Y esto es aún más cierto si nos fijamos en los rendimientos registrados por las versiones móviles de los sitios: el 89% de ellos no está optimizado para el desempeño móvil. Y, sin embargo, el 62% de los procesos de compra de automóviles en Europa comienza en un smartphone y, además, en tres años, según un reciente estudio de MotorK, el 86% de estas búsquedas comenzará desde un móvil o un dispositivo IoT (Internet de las Cosas) mientras que el 91% de los procesos incluirá al menos un paso desde un dispositivo móvil, probablemente a través de las redes sociales. A pesar de estos datos, el 45% de las webs de concesionarios franquiciados carecen de enlaces de perfiles sociales o de opciones para compartir.