Ancera ha decidido posponer la celebración de su Congreso anual ante el actual contexto y la situación generada por el avance del Covid-19, así como por las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno. Programado inicialmente para el 3 y 4 de junio de este año, la 33ª edición del encuentro se celebrará los días 2 y 3 de junio de 2021 también en Córdoba, tal como estaba previsto.

Esta decisión es consecuencia, según explica la patronal, “de la situación cambiante que estamos viviendo y de las restricciones de movilidad y de reunión que se prevén una vez comience la desescalada del confinamiento, imprevisibles a día de hoy pues no existen pronósticos fiables sobre los efectos de la pandemia de coronavirus ni siquiera para los meses de julio y agosto, según ha informado la Comisión Europea”.

En palabras de José Luis Bravo, presidente de Ancera, “entendemos que posponer el evento un año nos permitirá obtener un marco de celebración más favorable, alineado con los objetivos que perseguimos con nuestro congreso, el cual queremos que sea un encuentro referente anual y ofrezca un espacio de información y conocimiento global y sectorial, un gran entorno relacional y comercial y, especialmente, que la distribución lo sienta suyo”.

Durante este 2020, Ancera centrará sus esfuerzos en preparar una convocatoria, en la medida de lo posible, para el último trimestre del año.