PPG Industries vuelve a presentar una oferta, y ya van tres, para adquirir a su rival holandesa AkzoNobel, esta vez por 26.900 millones de euros y que mejora en un 16,5% la primera propuesta presentada el pasado mes de marzo. Según informa el periódico Financial Times, la última oferta en efectivo es de 96,75 euros por acción, lo que supone una presión adicional sobre AkzoNobel cuyos accionistas han instado a dejar de negarse a participar con su “pretendiente” estadounidense.

La oferta de PPG ha sido acompañada por una carta de 14 páginas dirigida al presidente de Akzo, Antony Burgmans, y al director ejecutivo, Ton Büchner. “Nuestra propuesta revisada representa un segundo incremento en el precio junto con significativos compromisos altamente específicos que confiamos en que las partes interesadas en AkzoNobel encontrarán atractivos”, indica Michael McGarry, presidente ejecutivo de PPG en el documento.

De esta forma, la nueva oferta de PPG contempla el pago de 61,50 euros en efectivo y la entrega de 0,357 acciones de la estadounidense por cada título de AkzoNobel, valorados así en 96,75 euros, un 16,5% más que en la primera oferta de 83 euros (54 en efectivo y 0,3 acciones) y un 9% más que la segunda propuesta, que alcanzaba los 88,72 euros (56,22 en efectivo y 0,331 acciones), recoge el diario Expansión.

En este sentido, la empresa estadounidense sostiene que su última propuesta “es ampliamente superior” al nuevo plan de AkzoNobel, al que atribuye el riesgo de crear dos compañías más pequeñas independientes con una valoración de mercado "incierta" y sustanciales riesgos de cara a cumplir los objetivos marcados para 2020. Asimismo, PPG opina que el nuevo plan estratégico de AkzoNobel para mantener la independencia de la compañía “también conllevará una sustancial reestructuración”.

Un acuerdo entre PPG y Akzo, cuyas marcas incluyen pintura Dulux, crearía un gigante mundial en el negocio de la fabricación de pinturas y productos químicos especializados. Sin embargo, la empresa holandesa se ha negado a aceptar las dos ofertas anteriores de PPG, diciendo que infravaloraba la compañía, corrían el riesgo de una extensa revisión antimonopolio y no era del interés de los empleados del grupo holandés. Ahora, AkzoNobel ha indicado que el Consejo de Administración y de Supervisión examinarán “cuidadosamente” la propuesta.