En el año 2012 se produjeron en España cerca de 1,8 millones de accidentes leves de tráfico (1.777.184), lo que comúnmente se conoce como "golpes de chapa". Esto representa una reducción del 6,9 % respecto al año anterior (130.736 accidentes leves menos). Ello significa que zada día se producen 4.869 accidentes de chapa, lo que representa que cada 18 segundos hay un siniestro leve en algún punto de España. Al tratarse de una siniestralidad básicamente urbana, las frecuencias más elevadas se concentran lógicamente en las provincias con grandes ciudades. Este intervalo temporal ha aumentado un segundo con respecto al año pasado, según datos de la patronal del seguro Unespa.

La causa principal de esta reducción es la menor utilización del vehículo privado desde el inicio de la crisis (el consumo de hidrocarburos para automoción ha caído más de un 15% en los últimos cinco años). El accidente "CICOS", sin daños personales, está estrechamente ligado a la densidad del tráfico y, por tanto, es típico de la conducción urbana, siendo en las ciudades más fácil la sustitución del coche por medios de transporte colectivos.
Todas las Comunidades Autónomas registran descensos. Los mayores se han registrado en Castilla la Mancha, única comunidad que baja dos dígitos (-10,23%), Murcia y La Rioja.
Asimismo, los viernes siguen siendo los días más probables de tener un accidente leve Tradicionalmente, el viernes es el día que más golpes de chapa se producen. Había una cierta tendencia a desplazar este registro hacia los lunes. Sin embargo, los datos 2012 confirman de nuevo que el viernes registra la mayor concentración de siniestros leves.