Randero, con sede en la Vall dUixó, ofrece garantía de por vida en las reparaciones de chapa y pintura, de forma que los clientes que realicen una reparación de estas características en los talleres de la firma no pagarán nada de ser necesario algún retoque en su coche. “Estamos convencidos de la calidad de nuestro trabajo. Utilizamos los mejores materiales y, por ello, podemos ofrecer una garantía para toda la vida en las reparaciones de chapa y pintura”, destaca el gerente y máximo responsable de Randero, Juan José Sánchez, en una entrevista a El Periódico del Mediterráneo.

Esta promoción está dirigida tanto a clientes particulares como a compañías de seguros. Según Sánchez, “muchas veces, los conductores que sufren un accidente desconocen que ellos tienen derecho a elegir en qué taller se repara su vehículo. Tampoco saben que si no respetan los estándares, perderán la garantía del fabricante. Nosotros sí los respetamos y ampliamos dicha garantía a toda la vida”.

Otra novedad de Randero son los nuevos lavados automáticos, que incluyen el tratamiento mediante nanotecnología y el pulido con cera que produce el efecto espejo, que protege la chapa del vehículo y facilita que la carrocería se ensucie menos. Además, incluye lava-ruedas de 21 pulgadas o un sistema de secado independiente, por el cual la máquina de lavado y la de secado se separan para que no caigan gotas sobre el vehículo en la última fase del proceso.