Pero al margen de estos datos fáciles y objetivos de obtener, existen factores difíciles de predecir y que tienen una influencia muy importante en la industria de la posventa: ¿qué precio llegarán a alcanzar los combustibles? ¿Qué climatología tendremos? ¿Aparecerá algo más de liquidez en las empresas y familias? ¿Qué porcentaje de vehículos a todo riesgo pasará a terceros?

Estos factores y otros determinarán de forma relevante las cargas de trabajo de nuestros talleres a modo de ejemplo “superlativo”. Sólo hay que recordar la granizada en la provincia de Álava, que dio trabajo durante un año a todos los carroceros de la provincia e incluso limítrofe.

Otros aspectos son la subida del carburante, que provoca que los particulares disminuyan el número de kilómetros y, lógicamente, rebajen su exposición a los accidentes y averías; el cambio de garantías de los vehículos, disminuyendo las mismas (de todo riesgo a terceros), repasando el vehículo antes… Este hecho ya ha sufrido un ajuste durante los dos anteriores años, notándose en la actualidad un descenso en este tipo de repasos.

En definitiva, todo hace pensar que por unas causas u otras éste va a ser un año duro, de apretarse el cinturón, donde el concepto de calidad-precio estará constantemente presente, donde tendremos que ser aún más competitivos y donde tendremos que recordar y poner en práctica todas nuestras habilidades bajo un prisma de austeridad.

De todas formas no hay que desesperarse, ya que no es la primera crisis que pasamos en el ramo del automóvil, no es la primera vez que decrece el trabajo y no es la primera vez que nos tenemos que apretar los dientes. 

Nos tenemos que dar cuenta que no somos tan ricos como nos creíamos y debemos volver a olvidarnos, en líneas generales, de los “pelotazos”, del “dinero fácil” y de que nos llegue el trabajo sin ir a buscarlo, cuestiones que hemos llevado a cabo durante casi toda nuestra vida a excepción de los últimos años.

Pongamos en práctica todas las buenas acciones, seamos austeros y pasaremos esta crisis cómo lo hemos hecho en otras.