Las piezas originales de un Ford A Roadster de los años 30 y una vetusta caja de madera de whisky en el asiento del conductor es el inicio de esta increíble historia de tuning protagonizada por el artista austriaco del aerógrafo Knud Tiroch y su equipo del Hangar Hotrod.


Junto a la marca de pinturas Spies Hecher, el experto en vehículos ‪‎hotrod‬ ha devuelto a la vida a uno de los llamados 'Moonshine' que se dedicaban a transportar alcohol ilegal en la época de la prohibición escapando de la policía a una increíble velocidad.
En los próximos días Spies Hecker pondrá en marcha un concurso en torno a esta reconstrucción. Permanezcan atentos a esta web.

[iframe width="609" height="355" src="https://www.youtube.com/embed/pH13ZqdaQ3o" frameborder="0" allowfullscreen ]