Su óptima ergonomía la hace cómoda de coger, mientras su diseño de perfil bajo y poco peso aseguran una sencilla maniobrabilidad y un mayor control sobre el acabado final. No requiere tampoco ningún plato especial, siendo compatible con cualquiera de Mirka de 125 y 150 mm.

Finalmente, su fiable sistema hermético de escobillas de motor es lo suficientemente potente como para mantener una velocidad constante de trabajo.