En el ámbito de la competición, cada gramo de peso extra en el carrocería de un automóvil cuenta. Así, a la hora de repintar la carrocería de un vehículo de competición no es sólo importante acertar con el color o colores a reproducir, también es crucial aportar la cantidad justa de producto para no incurrir en un exceso de peso en la carrocería.

Los profesionales del centro tecnológico del automóvil MSi lo saben, y por eso sus instalaciones ya cuentan con la nueva máquina de mezcla de pintura automática MoonWalk, de Nexa Autocolor, un sistema que, según la marca, “optimiza la preparación del color, ahorrando tiempo, reduciendo pérdidas de material y transformado el cuarto de pintura en un espacio atractivo, con un ambiente limpio, seguro, y tecnológico”.

“Con la nueva máquina MoonWalk de Nexa Autocolor, conseguimos estandarizar una parte crítica del proceso de repintado de vehículos en el MSi: la mezcla de pintura”, comenta Teo Martín, Administrador Único de MSi. “En cada operación disponemos de la cantidad exacta de producto lista para aplicar: sin desperdicios y garantizando una perfecta igualación del color que queremos reproducir independientemente del tamaño de la superficie a reparar. Con MoonWalk, controlamos al detalle el material empleado sin desperdiciar un ápice de pintura”.