En agosto se registraron unas ventas de 162.428 vehículos de segunda mano, lo que supone una caída del 4,3% respecto al mismo mes de 2018. Los turismos decrecen un 4,2%, hasta las 141.458 unidades, y los comerciales ligeros (LCV) un -4,89% menos, hastas las 20.970 unidades, según los datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove).

En los ocho primeros meses del año se han transferidos 1.536.146 vehículos de segunda mano, lo que supone un 0,7% menos sobre el mismo periodo de 2018. Los turismos bajan 0,5% (1.323.352 unidades) y las furgonetas lo hacen un 1,9% (212.794 unidades) en lo que va de año. El mercado de VO continúa así su línea descendente y en agosto se suman ya cuatro meses en que las ventas acumuladas se sitúan en negativo.

“El desconcierto instalado entre los compradores sigue lastrando el mercado de vehículos de ocasión muy sensible a los mensajes negativos”, aseguran desde la asociación Ancove, que lamenta “la confusión creada en la sociedad con la presentación del programa de Gobierno del PSOE con el que pretende recabar los apoyos de Unidas Podemos”. En un primer documento se incluía la 'prohibición' de la venta de turismos de combustión a partir de 2040 y varias horas más tarde rectificaba y suprimía el término “prohibir”, apelando a fórmulas negociadas con el sector.

“El mercado de vehículos ha entrado en caída y parece improbable que termine el año en positivo, con el consiguiente efecto negativo para el sector de la compraventa que concentra a más de 15.000 comercios en España. Desde Ancove llevamos solicitando al Gobierno mensajes de calma respecto al futuro de los vehículos de combustión que, en la actualidad, suponen la práctica totalidad del mercado de vehículos de ocasión. Sin embargo, descubrimos con cierto asombro que el Gobierno en vez de apaciguar a los compradores, genera mayor confusión con episodios lamentables como el que hemos vivido hace unos días con la presentación del Programa de Gobierno del PSOE”, declara Elías Iglesias, presidente de la asociación.

Por motorizaciones, el diésel sigue perdiendo peso en el mercado de turismos de ocasión al bajar un 5,6% respecto a agosto de 2018, aunque supone el 63,17% de las ventas. El mes pasado se vendieron 89.352 unidades de este combustible y 49.757 turismos de gasolina, que caen un 3,2% en el mes. En las motorizaciones alternativas, el mayor peso recae en los híbridos de gasolina, 1.336 turismos de ocasión, con un incremento del 26,2%. En el acumulado del año, el diésel pierde el 2,8% de las ventas (838.092 turismos) frente al incremento del 2,8% en la gasolina (466.347).

Por comunidades autónomas, las ventas de turismos de ocasión cayeron en agosto en todas, exceptuando Castilla-La Mancha (12,6%), Madrid (7%), Extremadura (4,2%) y Cataluña (0,5%),

Respecto a la edad de los turismos de ocasión de agosto, un total de 83.695 pasó de diez años, el 59,2% del total. Las matriculaciones tácticas, que incluyen los kilómetros cero y las autocompras de los concesionarios, descienden un 7,2 con 10.256 turismos, el 7,25% del total de las ventas del mercado de turismos de ocasión.