En el caso de los turismos, el 35,27% de las ventas en febrero se situó por debajo de los 6.000 euros, según datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove). Los que bajaron de los 3.000 euros fueron los más numerosos con 33.132 vehículos, seguido del tramo entre 10.000 y 15.000 euros con 28.752 turismos, los de 6.000 a 10.000 euros con 26.433 coches y 24.558 turismos colocaron sus precios entre los 3.000 y 6.000 euros.

A continuación, se situó por volumen el tramo comprendido entre 15.000 a 21.000 euros con 23.961 transferencias; de 21.000 y 28.000 euros se vendieron 14.182 turismos, y por encima de 28.000 euros, 12.250 turismos en el segundo mes del año.

En furgonetas, el 38% de las vendidas el pasado mes costaron menos de 6.000 euros. Por volumen, las de menos de 3.000 euros fueron las más demandadas, 6.059 unidades en el mes, el 16,2% por ciento del total.

Por comunidades autónomas, Madrid se colocó con el precio más caro en turismos, con 13.351 euros de media, y también en comerciales, con 12.043 euros. En el otro extremo, en Canarias se pudieron adquirir los turismos a mejor precio, con una media de 10.465 euros, y en las furgonetas, a un coste medio de 9.916 euros. La diferencia entre la autonomía más cara y la más asequible fue de 2.886 euros en el caso de turismos y 2.127 en comerciales ligeros.

Por provincias, Madrid concentró las unidades más caras en turismos (13.351 euros) y en comerciales (12.043 euros), una vez más por el peso de las automatriculaciones. La provincia más barata fue Santa Cruz de Tenerife con un precio medio de 9.957 euros en turismos y Soria, con 9.173 euros, en comerciales.