El impacto de la crisis del coronavirus ha provocado que las matriculaciones de vehículos electrificados, híbridos y de gas se redujeron un 59,2% en mayo con respecto al mismo mes del año anterior, con unas ventas de 6.534 unidades. En cuanto a las ventas de turismos, estas entregas disminuyeron un 58%, hasta las 6.290 unidades.

De entre todas las categorías de vehículos, sólo los híbridos enchufables consiguen mejorar sus ventas, aunque el volumen sea de sólo 749 unidades. El mayor impacto lo acusan las ventas de vehículos de gas, con un 83% de caída de sus entregas en mayo, hasta las 603 unidades, según datos de ANFAC

En el acumulado del año, las ventas cayeron un 24,5% hasta las 48.060 unidades. Por categorías, los híbridos enchufables son también los únicos que logran mantener una tendencia ascendente, con 4.126 unidades entregadas entre enero y mayo y un crecimiento del 34%.

Por comunidades autónomas, las ventas de vehículos electrificados crecieron en mayo en Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Ceuta y Melilla, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia y Navarra. Sin embargo, los volúmenes son tan bajos que no consiguen levantar las caídas de mercados como Madrid y Cataluña, los de más altas ventas. Por su parte, las comercializaciones de vehículos híbridos cayeron en todas las comunidades.

Por segmentos, las ventas de vehículos eléctricos decrecieron un 62,7% durante mayo, hasta las 438 unidades matriculadas, acumulando un total este año de 4.941 vehículos vendidos, un 6% menos que el mismo periodo del año pasado. En cuanto a los vehículos híbridos enchufables, alcanzaron las 749 unidades matriculadas el mes pasado, un 12% más, mientras que en el acumulado del año crecieron un 34% hasta las 4.126 unidades.

Por su parte, los vehículos de gas alcanzaron en mayo un total de 603 unidades matriculadas, con un importante descenso del 83,1% en comparación con el mismo mes del año pasado, y los vehículos con tecnología híbrida no enchufable llegaron a las 4.744 unidades matriculadas, un 55,2% menos. Por último, las matriculaciones del total del mercado en gasolina cayeron un 77% y los vehículos diésel se redujeron en un 65% durante el mes de mayo.