Las transferencias de turismos y todoterrenos usados cayeron en un 13,8% en 2020 en comparación a las cifras registradas en 2019, hasta situarse en 1.811.818 unidades, según datos de la consultora MSI para Faconauto. El mercado de vehículos de ocasión perdió más de 200.000 unidades respecto a lo inicialmente previsto, sufriendo el impacto de la crisis pero en menor medida que el de coches nuevos, cuyas ventas retrocedieron un 32,3% el pasado ejercicio.

Pese a la situación tan adversa, el mercado ha visto cómo el segmento de modelos de tres a cinco años registraba un incremento de ventas del 3,4%, hasta alcanzar las 189.425 unidades. Este segmento corresponde, básicamente, al que atienden los concesionarios, canal de comercialización que supuso ya el año pasado un 20% de todas las transferencias. “Esta va a ser la tónica también durante 2021, donde veremos cómo se afianza la profesionalización del mercado de usados en nuestro país, impulsado por los nuevos canales digitales, pero también porque estos usados 'jóvenes' estarán muy bien posicionados respecto a los coches nuevos, que han sufrido la subida del Impuesto de Matriculación”, señala Ignacio de Benito, presidente de Niw.es.

Aún así, en 2020 ha seguido aumentado la edad media de los coches transferidos debido sobre todo a que los modelos con más de diez años han acaparado, un año más, casi el 60% de todas las ventas de usados, hasta alcanzar 1.067.411 unidades, aunque han descendido sus transferencias un 13,6%.

Por su parte, el canal de renting ha sido el único que ha aumentado sus transferencias con relación a 2019, con una subida del 14%, mientras que las caídas más severas han sido para el ‘rent a car’, con una bajada del 20%, los compra-venta y el canal de particulares, ambos con una caída del 14%.

En cuanto a los carburantes, Faconauto destaca la caída del diésel, un 17,4%, respecto a 2019 y de los vehículos de gasolina, un 12,3%. Por su parte, las ventas de coches eléctricos en el mercado de ocasión subieron un 66%, pero los crecimientos más pronunciados fueron para los gasolina mild hybrid, con un 206%, y los diésel mild hybrid, con un 176%, en paralelo al protagonismo que han tenido también en las matriculaciones de vehículos nuevos.

De cara a este nuevo ejercicio, la patronal de los concesionarios espera que el mercado de ocasión empiece a crecer ligeramente con la mejora de la crisis sanitaria y gracias al impulso de los coches de hasta cinco años. En concreto, se espera un aumento del 4% en 2021, llegando a casi dos millones de transferencias.

“Pese al mal dato de las ventas de usados, nos tenemos que quedar con el hecho de que el año ha aguantado mejor el tipo que las matriculaciones de vehículos nuevos, gracias sobre todo a los modelos de hasta cinco años”, indica Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto. En su opinión, “el usado fue, una vez más, un refugio y una oportunidad para muchos compradores, que lo han preferido al vehículo nuevo. El año 2021 veremos cómo el usado 'joven' va a competir con el nuevo, que estará un poco en desventaja debido al incremento en el Impuesto de Matriculación”.