La fabricación de vehículos en España cayó un 45% en el tercer mes del año, hasta las 143.737 unidades, a causa del cierre total de las plantas de producción en nuestro país a partir de la expansión de la pandemia del coronavirus y de la declaración del estado de alarma, el pasado 16 de marzo. El acumulado de la producción del primer trimestre se coloca en las 646.221 unidades, un 14,6% menos que en el mismo periodo del año anterior.

“Dado que el estado de alarma y el cierre de las fábricas se va a prolongar, previsiblemente, durante todo abril, el cuarto mes del año se cerrará con una producción mínima, prácticamente nula”, indican desde ANFAC.

De este modo, las previsiones de la patronal asumen que esta situación provocará que se fabriquen hasta 700.000 unidades menos en el conjunto del año, lo que supondrá un volumen total ligeramente superior a los dos millones de unidades. Estas cifras colocan la situación en el mismo entorno de fabricación de los peores años de la crisis económica, cuando el dato más bajo se situó en los 1.979.000 unidades de 2012.

“Es urgente paliar esta situación porque la reactivación de las fábricas se está realizando muy lentamente y la falta de demanda seguirá paralizando las instalaciones”, advierten desde ANFAC. “No hay que olvidar que uno de cada cuatro vehículos que se venden se fabrican en España, lo que convierte a nuestro mercado nacional en un cliente de altísima relevancia para nuestras plantas, y las previsiones de cierre de año para las matriculaciones son desalentadoras. Es necesario que se promueva cuanto antes un plan de choque nacional con medidas de estímulo a la demanda y de mantenimiento de la industria, que está demostrando compromiso con la salud y la seguridad de sus trabajadores y se encuentra en una situación de especial debilidad, dado que es el primer y único sector industrial que lleva parado desde el comienzo del estado de alarma”.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos se redujo en un 44% en el mes en comparación con marzo del año pasado, acumulando 115.354 vehículos fabricados. En los tres primeros meses se han fabricado 508.501 unidades, un 13,4% menos que el mismo periodo de 2019. En cuanto a la producción de todoterrenos cayó, por su parte, un 74,3% en marzo y acumula una caída del 50% en el primer trimestre, hasta las 5.696 unidades.

La producción de vehículos comerciales e industriales cierra en negativo el mes con un descenso del 47%, sumando 27.680 unidades fabricadas, y también el primer trimestre, con un 16,6% menos y 132.024 unidades. La producción durante marzo de vehículos comerciales ligeros se redujo en un 39%, hasta las 15.193 unidades, así como la de furgones (-52%), industriales ligeros (-64,4%), industriales pesados (-48%) y tractocamiones (-87%). El único segmento que registró producción en positivo en el trimestre es el de vehículos industriales pesados (+19%).

Exportación de vehículos

Por su parte, las exportaciones registran, según ANFAC, “una mayor resiliencia en estos primeros momentos del estado de alarma, por la buena aceptación de los modelos españoles en mercados de exportación en los que las medidas de confinamiento y cierre de establecimientos han llegado más tarde que a España”.

En el mes de marzo se exportaron 128.958 vehículos, un 37,7% menos que el mismo periodo del año anterior, sumando un total en el primer trimestre de 529.117 vehículos enviados fuera de nuestras fronteras, un 12% menos.

Por tipo de vehículo, las exportaciones de turismos se reducen el 36% y 107.844 unidades enviadas en el tercer mes, lo que acumula 429.759 turismos exportados este año y una reducción del 10%. En cuanto a los todoterrenos, se mantiene la caída del mes anterior con una rebaja del 78,6% y 569 unidades exportadas en marzo. Las exportaciones de los vehículos comerciales e industriales han registrado un importante descenso, con 20.545 unidades enviadas, que supone un 42% más durante marzo.