El seguro atiende cada año en España a un total de 297.478 víctimas de accidentes de tráfico entre lesionados, fallecidos y los familiares de estos últimos. Es decir, cada 1 minuto 46 segundos alguna persona necesita la asistencia del seguro por un incidente en la calle o en la carretera. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe “El daño corporal en accidentes de tráfico en 2019” elaborado por Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora puesta en marcha por Unespa.

En su inmensa mayoría, las colisiones de tráfico son leves y solo generan daños materiales. Incluso en aquellos casos en los que hay que lamentar daños personales, lo habitual es que se produzcan lesiones temporales sin secuelas y las víctimas se recuperen plenamente. En concreto, el seguro atendió a 232.000 casos de estas características en 2019, pero las aseguradoras también atendieron a 60.348 personas que sufrieron lesiones que dejaron algún tipo de secuela. Seis de cada 10 personas que sufren accidentes y quedan con secuelas el pasado año tenían entre 26 y 55 años. La más habitual afecta al sistema músculo esquelético (78,1%), seguida de los perjuicios estéticos (15,9%) y los daños al sistema nervioso (3,3%).

Sin embargo, hay colisiones que llegan a ocasionar muertes. En 2019, el sector indemnizó el fallecimiento de 970 personas por accidentes de tráfico. Estas personas dejaron tras de sí a 4.200 familiares que fueron atendidos por el seguro. La mayor parte de los perjudicados por este tipo de circunstancias eran hermanos (35,2%), hijos (33,3%), padres (16,9%) o cónyuges (10,8%) del difunto. Lo habitual es que cada fallecido deje tres (22,4%), cuatro (15,1%) o hasta cinco (13,4%) perjudicados tras de sí. Por territorios, Madrid (100), Barcelona (74), Málaga (563) y Baleares (43) fueron las provincias con mayor cantidad de personas malogradas por accidente de tráfico el pasado año.

Las provincias que albergan una mayor cantidad de víctimas en números absolutos -ya se trate de fallecidos, perjudicados, lesionados con secuelas o simples lesiones temporales- son, a grandes rasgos, las más pobladas del país. La clasificación la lideran Barcelona (32.235 personas), Madrid (30.482), Sevilla (19.096) y Málaga (16.279). Sin embargo, los territorios que presentan una mayor cantidad de accidentes con víctimas en términos relativos son Cádiz, con 121 víctimas por cada 10.000 habitantes, Pontevedra (111), Melilla (108), Murcia (98) y Sevilla (98). En términos generales, las provincias de costa registran peores datos que las de interior en materia de seguridad vial, especialmente en el sur peninsular.

Un análisis de la estacionalidad de los accidentes con heridos y fallecidos revela que la primera mitad del año, el periodo que va de enero a junio, agrupa una mayor cantidad de víctimas que el segundo semestre. Por días de la semana, el viernes es la jornada más propensa a presenciar víctimas sobre el asfalto. Los días más tranquilos son los de menos tráfico rodado, los sábados y los domingos.

Los datos del estudio también muestran cómo los accidentes más graves del año (aquellos que arrojan heridos con secuelas de mayor gravedad o más fallecidos) se dan en los periodos vacacionales, en concreto, en junio, julio, agosto y diciembre. De la misma forma, los accidentes que ocurren en domingo y lunes (probablemente, de madrugada) son los más serios de toda la semana.