Desde la entrada en vigor de la ley que permite mantener la garantía de los vehículos al llevarlos a talleres no oficiales, ha aumentado en nuestro país el número de visitas y, por tanto, las revisiones que se realizan a los coches. Según datos de la red de talleres Speedy, esta ley ha permitido a los conductores ahorrar en sus revisiones hasta un 40%.

El Reglamento (UE) nº 461/2010 de la Comisión, de 27 de mayo de 2010, sanciona conductas de monopolio del mercado que limitaban la libertad de elección del cliente. Este reglamento va en contra de aquellas prácticas en las que se obligaba al conductor a acudir al taller oficial de la marca, restringiendo así los derechos de libre elección de los usuarios.

Desde Speedy explican que si un usuario lleva su coche a un taller no oficial no perdería la garantía del fabricante: la garantía puede sellarse también en los propios talleres de la cadena, siempre que se siga exactamente el libro de mantenimiento oficial del fabricante. La red francesa de talleres de mecánica rápida destaca contar “con todas las herramientas y la experiencia de más de 40 años para poder hacer la revisión de cualquier marca”. En este sentido, acaba de lograr en Francia, por sexto año consecutivo, el Premio al Servicio al Cliente.

Uno de los aspectos que más preocupa a los conductores es el hecho de conseguir recambios oficiales en talleres que no sean de la marca. En este sentido, Speedy indica que desde el 1 de junio de 2010, las marcas están obligadas a suministrar a todos los talleres independientes tanto los recambios originales para cualquier reparación, avería o mantenimiento, como los equipos de diagnóstico y utillaje, las máquinas que permiten el diagnóstico de averías electrónicas. Por eso, la cadena Speedy trabaja solo con primeras marcas y piezas OEMS.

Así, medidas tradicionales como los libros del fabricante con los sellos oficiales de la marca dejan de ser obligatorios. Según explica la enseña, será el cliente quién decida en qué taller realizará sus respectivas revisiones, sin importar que sea el taller oficial de la marca de su vehículo manteniendo la garantía del fabricante.