Las jornadas de formación ATE con clientes de Recambios Gaudí se celebraron el pasado mes de abril y a ellas acudieron un total de doce talleres especialistas y técnicos de automoción.

El objetivo de las jornadas era ofrecer a fabricantes, distribuidores y talleres herramientas formativas para que los talleres puedan ofrecer e instalar en los vehículos de sus clientes. El contenido de las jornadas se basó en los fundamentos de los sistemas de freno modernos.

“Este tipo de acciones ayudan a fidelizar el cliente con la marca. Se consigue una sinergia positiva para todas las partes y aproxima al profesional a conocer de cerca el producto, la empresa y los medios que dispone para ponerlo a su alcance para que se forme y pueda realizar operaciones de reparación acorde a las necesidades tecnológicas del momento", expone Pedro Garrido de Recambios y Accesorios Gaudí.

En su opinión, tienen un efecto positivo entre el fabricante, distribuidor y taller ya que perciben que ponemos a su disposición de herramientas formativas un producto altamente cualificado para que nuestros talleres puedan ofrecer e instalar en los vehículos de sus cliente.

Este curso permite a los asistentes mantenerse actualizados respecto a las nuevas tecnologías, componentes y equipamientos, valorando especialmente los consejos de reparación y utillaje especializado que les permiten mejorar la eficacia de las operaciones y la rentabilidad de sus negocios a través de reparaciones más fiables en tiempos más reducidos.

Por su parte, el responsable de la red y de formación, Jose Raúl de la Rica, afirma que con este tipo de eventos facilitamos a nuestro distribuidores una herramienta adicional de servicio a sus clientes, la cual les permite ofrecer las actividades de formación como un elemento de valor añadido y de fidelización.

No en vao, desde Continental no sólo cuidan los apartados técnicos si no que siempre tienen presente que los más importantes son las personas, en definitiva, los clientes. Por ello, “siempre que podemos, combinamos las acciones formativas con eventos lúdicos, que nos permiten encontrarnos con nuestros clientes en un entorno más divertido y distendido lo que nos da también la opción de conocer mejor a nuestros clientes”, añade de la Rica.