Los componentes de los vehículos de construcción deben soportar las condiciones más extremas, con cargas pesadas y un terreno irregular.

Por ello, ContiTech ha desarrollado un casquillo de alta resistencia para Volvo Construction Equipment (Volvo CE), idóneo para aplicaciones particularmente difíciles. Así, montado en el eje trasero, garantiza una óptima amortiguación en dúmperes articulados de doble suspensión.

 

Recordemos que desde hace varios años Volvo CE ha estado utilizando casquillos de elastómero en este tipo de vehículos como elemento de unión entre la columna telescópica hidráulica y el eje.

Volvo CE se acercó ContiTech Vibration Control con el objetivo de reducir sustancialmente el trabajo de mantenimiento de este componente y el fabricante alemán actuó como un socio de ingeniería y asistida en el desarrollo de un casquillo con una vida mucho más larga que el componente utilizado hasta la fecha.

"Nuestros ingenieros se enfrentaron a un reto particular en términos de la materia", informa Stefan Narberhaus, Jefe de Desarrollo de la Industria en ContiTech Vibration Control, para quien debe haber un mínimo de pérdida de la forma al material, incluso bajo cargas pesadas, pero al mismo tiempo el componente debe conservar su rigidez y encajar en el espacio disponible sin cambiar las piezas de conexión.