Hoy en día, la casi totalidad de los coches equipan filtros para el habitáculo, cuya función principal es filtrar y retener eficazmente las sustancias del aire, evitando su entrada en el interior del vehículo. Su finalidad, por tanto, es garantizar un aire limpio y sano, proteger el sistema de ventilación (aire acondicionado, calefacción y climatización) y proporcionar un mayor confort y seguridad durante la conducción. Se recomienda sustituirlo cada 15.000 kilómetros o, al menos, una vez al año, si bien hay que tener en cuenta que, circulando en ciudades o en ambientes muy contaminados, el filtro pierde su eficacia más rápidamente.

Aparte de las posibles alergias, Bosch destaca que, durante el otoño y el invierno, la humedad está muy presente y las sustancias acumuladas en el circuito de climatización, por lo que lo convierten en un lugar de incubación para el moho y las baterías. Con la revisión del sistema de climatización y la carga del aire acondicionado, se debería de sustituir también el filtro para el habitáculo.

Bosch ofrece filtros de alta calidad con la solución adecuada para cada tipo de conductor o vehículo: desde los filtros estándar económicos y los filtros de carbón activo eficientes, hasta el innovador Filter+ para conseguir la mejor calidad de aire posible dentro del vehículo.

El recién lanzado Filter+ es un filtro especial anti polen, en el que sus diferentes capas de material filtrante permiten la retención de las micro-bacterias más finas y separa de forma duradera los alérgenos, incluso antes de que sean capaces de entrar en el interior del coche. La primera capa, la denominada antialérgica, hace que los alérgenos sean inofensivos, los separa de forma duradera y los iones de plata penetran y matan las bacterias.

En cuanto a la segunda capa, de carbón activo, neutraliza los gases nocivos y malolientes. La siguiente, una capa ultrafina de microfibra, se encarga de separar las micropartículas, así como las partículas de hollín y de suciedad. Finalmente, se encuentra el velo de soporte, cuya función es estabilizar las otras capas del filtro y asegurar un rendimiento óptimo a cualquier temperatura a lo largo de su vida útil.

Filter+ proporciona un aire más limpio en el interior del vehículo, ayuda a prevenir las reacciones alérgicas y evita olores molestos y que las lunas se empañen, asegurando así una visión óptima. Además, reduce la cantidad de depósitos de impurezas en los sistemas de ventilación y aire acondicionado, lo que garantiza su óptimo funcionamiento, minimizando las reparaciones.