FQS Battery está altamente especializada en la distribución de baterías de todo tipo, ya que con su amplia gama compuesta por más de 200 referencias con stock permanente, alcanza una cobertura del 98% del parque circulante.

Según explica Javier Villegas, gerente de FQS Battery, “su oferta va más allá de las aplicaciones para automoción, dado que con un rango de entre 1,2 y 3.000 amperios, no sólo satisface las necesidades de los vehículos turismos, también de vehículos industriales ligeros y pesados, agrícolas, carretillas elevadoras, barredoras, transpaletas eléctricas, telecomunicaciones, náutica, automatismos, baterías para la industria aeronáutica, militar y ferroviaria, para energías renovables como la solar y la eólica y un amplio etcétera”.

Si nos centramos en el mundo de la automoción, la gama de “FQS Battery” consiste en baterías fabricadas con tecnología calcio-calcio con rejillas obtenidas por expansión de láminas metálicas con una aleación de totalmente sin manutención, así como rejillas obtenidas por micro-perforación (punching), Gel, AGM y EFB. El espesor de las placas de las baterías “FQS battery” es mayor respecto a la tecnología estándar de baterías. Todo eso es necesario para garantizar una mayor reserva de energía demandada por una electrónica de a bordo cada vez más exigente en todos los vehículos de nueva generación a partir de los motores E3. La seguridad en las baterías “FQS battery” es muy importante y todas incorporan en la tapa con desgasificación centralizada una tableta anti-explosión, que reduce al mínimo las posibilidades de explosiones ocasionadas por llamas o chispas externas.

La referencia FQS75B.0, modelo de 75 Ah y 700 A (EN), es el de mayor demanda dada su óptima relación precio-prestaciones-cobertura. También destaca la gama de baterías SHD (super heavy duty), con refuerzo de fibra de vidrio, para vehículos industriales con una mayor demanda energértica, donde además muchas veces las baterías se desplazan a la parte posterior, siendo sometidas a mayores vibraciones, con el riesgo de rotura de la placa que esto ocasiona.

La última novedad presentada por “FQS Battery” es la gama Platinum que abarca modelos de entre 50 y 100 amperios para vehículos de última generación como los nuevos motores PSA y Renault, caracterizados por necesitar mayor capacidad y punta de arranque que las baterías convencionales.

“Para el último trimestre, nuestro principal objetivo consiste en seguir trabajando para llevar a nuestros clientes un producto de las máximas prestaciones, con un catálogo capaz de ofrecer todo tipo de soluciones a las actuales demandas de nuestro mercado, donde observamos una mayor exigencia en prestaciones que contrarrestan la demanda económica que, en la mayoría de los casos, lleva al usuario final a obtener un producto mediocre de prestaciones escasas que resulta totalmente insuficiente para abastecer las demandas energéticas de la mayoría de los vehículos que comprenden el parque móvil actual”.

En palabras de Javier Villegas, este compromiso por parte de “FQS Battery” se traduce “en la confianza y fidelización de todos nuestros clientes, que unido a la incorporación de nuevos clientes de diferentes mercados, nos permite asegurar un buen cierre para el ejercicio 2017 que continúe la senda de crecimiento de la empresa trazada en los últimos años”.

En relación al mercado actual de baterías, el gerente de la empresa indica que “nos encontramos en un punto de inflexión donde tenemos que empezar a filtrar el tipo de producto que necesita cada vehículo, ya que dentro de un mismo producto y dimensiones nos encontramos con diferentes capacidades y tecnologías que debemos aprender a diferenciar para ofrecer soluciones reales en lugar de generar nuevos problemas. Aunque esperamos que esta concienciación, que empieza en los mostradores de nuestros clientes, alcance su máximo apogeo durante los próximos años”.

(Fe de erratas: en el número 264 de Talleres en Comunicación, publicamos una información de “FQS Battery” (página 92) en la que el apellido de Javier Villegas aparece mal escrito. Pedimos disculpas por el error).