Grupo Antolin, fabricante de interiores para vehículos, ha puesto en marcha la segunda edición del Design Challenge, un concurso que reta a estudiantes de diseño de universidades y escuelas de todo el mundo a imaginar cómo será el interior de los automóviles del futuro.

Los aspirantes tienen hasta junio de 2020 para presentar sus innovadores diseños que deben integrar la tecnología que incorporarán los futuros vehículos, así como soluciones de iluminación ambiente y funcional, superficies decorativas inteligentes y nuevos materiales. Además, deben tener en cuenta aspectos como el confort de los pasajeros, el coste, el peso, las normas de seguridad y las tendencias del mercado.

Los diseños ganadores tienen que estar pensados para aportar valor al interior de un coche eléctrico, conectado y autónomo de 2025. Para aprovecharse de la movilidad del futuro, la estrategia de Antolin se centra en desarrollar componentes integrados que incorporen tecnología y electrónica ofreciendo, además, nuevas funcionalidades y soluciones de iluminación.

La competición se divide en tres categorías, dotadas cada una con un premio de 3.000 euros ('Smart Headliner', 'Smart Door Panel' y 'Smart Cockpit'), además de una mención especial de 1.000 euros en Materiales y Colores. Los participantes pueden presentar sus propuestas a una o varias categorías.

Además de los premios en metálico, los estudiantes ganadores tendrán la oportunidad de entrar en contacto con una de las industrias más innovadoras del mundo y que ofrece muchas oportunidades profesionales en el contexto de la nueva movilidad del futuro.

En la primera edición del Design Challenge, que se lanzó en 2017, fueron premiados cuatro estudiantes de prestigiosas escuelas de diseño y universidades de Estados Unidos, Francia, Reino Unido y España.