Con reminiscencias de un clásico cinematográfico familiar y sin renunciar a su espíritu propio, Juliet es una reinterpretación nueva de un coche que se atreve a pensar de forma diferente, fruto del trabajo del taller belga Deman Brussels que ha competido por invitación de SRO Motorsports Group en las 24 Horas de Spa en el circuito belga. El Porsche 911 GT3 Cup MR modificado y personalizado pronto lucirá las características pegatinas con el número 50 por todo el mundo.

Según Frédéric Decroix, director mundial de Marketing de Wolf, esta asociación permite celebrar el pasado con la vista puesta en el futuro. “El mundo cambió en 1969, un año de grandes logros: el primer hombre en pisar la Luna, el primer vuelo comercial de un 747 Jumbo, Woodstock cambió el panorama musical, Herbie fue estrenada en las salas de cine, Eddy Merckx logró su primera victoria en el Tour de Francia y Jacky Ickx hizo lo propio en Le Mans. Durante los 50 años siguientes, el mundo no ha dejado de cambiar y Lubricantes Wolf ha estado ahí en cada paso del camino”.

wolf oil juliet 2

En palabras del responsable, “Juliet es un Porsche 911 GT3 Cup MR modificado y personalizado para traer lo mejor del pasado a un futuro más brillante. Con Lubricantes Wolf como socio ahora que inicia su gira mundial, Juliet ayudará a difundir nuestro mensaje para la última generación de motores, con productos lubricantes y aditivos de última tecnología que ofrecen los más altos niveles de calidad y rendimiento. Los lubricantes Wolf son reconocidos y usados en más de cien países, y deseamos ayudar a nuestros conductores a ganar sobre la base de nuestra calidad y experiencia. Como el lubricante Vital, estamos orgullosos de ayudar a preservar la juventud de los motores y a que Juliet mantenga un espíritu joven en el ideario de un nuevo público en todo el mundo”.

Wolf es una empresa familiar que sigue en manos de Philippe Verellen y su hijo Nicolas. Tanto ellos como la empresa en su conjunto están orgullosos de colaborar con Juliet y sus conductores, todos ellos compatriotas: Angélique Detavernier, Loïc Deman, Stéphane Lémeret y Marc Duez. “Nos enorgullece representar a nuestro país de esta forma”, explica Frédéric. “Juliet ha sido personalizada en Bélgica y es conducida por belgas. Es un coche que conquista el mundo como lo ha hecho Wolf con sus lubricantes desde su sede de Hemiksem y con un espectacular crecimiento en los últimos 50 años”.