El módulo TPA 200 de Bosch, presentado como novedad en la pasada edición de la feria Automechanika de Frankfurt, es el complemento ideal para utilizar junto con el software de talleres ESI[tronic] y el analizador KTS en los centros especializados en neumáticos.

La nueva herramienta de diagnosis ha sido desarrollada por Bosch pensando especialmente en ofrecer a estos talleres una diagnosis sencilla y fiable de las válvulas con control de presión de los neumáticos (TPMS = Tire-Pressure Control Systems).

 

El TPA 200 permite una comprobación fiable de los sensores TPMS, así como en la programación de válvulas universales TPMS. Además, puede ser usado también en la recepción de vehículos y como complemento del ESI[tronic] y del KTS en la comprobación de la unidad de control de TPMS.

Según la normativa vigente en la UE, desde noviembre de 2014 todos los turismos y furgonetas de nueva matriculación con un peso bruto de hasta 2,5 tm deben venir equipados de fábrica con un sistema de control de presión de neumáticos (TPMS).

Se trata de una medida que tiene como principales objetivos el incremento de la seguridad, la reducción de consumo de CO2, la reducción de residuos al optimizar el ciclo de vida útil del neumático y el control de la presión de emergencia del neumático. En la mayoría de los casos se utilizan sensores de medición directa, alojados dentro de la rueda, que miden tanto la presión del neumático como su temperatura y son controlados por una unidad electrónica central.

Para la diagnosis de estos sistemas, Bosch ha creado el dispositivo modular TPA 200, que permite trabajar directamente en el vehículo o en el almacén de neumáticos, proporcionando información acerca de la presión del neumático, el estado de la batería del sensor, así como el número de identificación del sensor TPMS.

Por otra parte, mediante esta nueva herramienta se puede programar toda una serie de sensores universales, como, por ejemplo, después de reparar una llanta o en la preparación de un juego de neumáticos. El módulo incluye además el software PC TPA StartCenter que contiene una base de datos con información TPMS. Conectado a través de Bluetooth, los datos medidos con el TPA 200 se pueden transmitir, guardarlos o imprimirlos junto con el número de pedido y la matrícula del vehículo.

En combinación con el programa ESI[tronic] 2.0 de Bosch, el TPA 200 se beneficia del software para vehículos con sistemas de control de presión de neumáticos (TPMS) tanto directos como indirectos, proporcionando diversas informaciones: lectura y borrado de los códigos de error; visualización de los valores reales tales como los códigos del sensor y la presión de neumáticos; ajustes y configuración para la programación de los sensores TPMS; realización de las tareas de servicio específicas del sistema TPMS o de los neumáticos; información mecánica relativa a los neumáticos y llantas; e información técnica de reparación (SIS) para TPMS.