En un artículo de Beatriz Alba Bascones, Associata Consultant Automotive de Antal International, se explica cómo el sector del automóvil 'made in Spain' sigue siendo un gran ejemplo para la economía española, ya que sigue creciendo incluso en estos momentos tan delicados. Si todo sigue como hasta ahora, el año se cerrará con 2,8 millones de unidades fabricadas en España, de acuerdo a sus previsiones, con unos crecimientos por encima del 12% en el primer semestre, cuando se fabricaron 1,6 millones de vehículos.

“El sector del automóvil se sitúa en la segunda posición dentro del ranking de exportaciones a nivel nacional, representando el 18% del total”, señala Alba Bascones en el documento. “Sólo en los cinco primeros meses del año los vehículos y componentes para el automóvil alcanzaron los 21.000 millones de euros en ventas al exterior, lo que supone un crecimiento del 14,9%”.

En Aragón, automoción, logística y alimentación son los tres sectores de actividad que van a liderar la creación de empleo en esta Comunidad Autónoma. “Según mi experiencia, los perfiles de ingenieros cualificados y responsables de producto figuran entre los perfiles más demandados en esta zona”, anuncia la responsable, “todo ello debido a que estas posiciones son clave para asegurar las garantías exigidas por los diferentes mercados y los clientes, al calor de la fuerte implantación de la industria del automóvil en esta región tras la llegada de la factoría de la multinacional General Motors como catalizador”.

En este sentido, la internacionalización y la globalización de la mayoría de compañías industriales han provocado el incremento de la demanda de directores de Planta, directores Industriales y jefes de Proyecto con dos idiomas. Debido al crecimiento dentro del sector, las consultoras de headhunting, especializadas en la selección de mandos intermedios y puestos de dirección, han visto cómo el nivel de exigencia ha ido creciendo en las empresas de automoción afincadas en Aragón, que necesitan disponer de un equipo sólido tras el aumento de inversiones en I D. En consecuencia, aumenta la demanda de posiciones como ingenieros de I D, responsables de Producto e ingenieros de Diseño.

En definitiva, concluye Beatriz Alba Bascones, “una burbuja dentro de este caos donde crecen las oportunidades para ingenieros y profesionales cualificados, que buscan una oportunidad laboral dentro de una industria en auge”.