Industrias Dolz ya tiene a disposición del mercado independiente de recambios sus nuevas bombas de agua variables, presentadas en la pasada edición de Automechanika Frankfurt. Con el lanzamiento de las referencias A255V, A228V, A215V y M261V el fabricante español cubre 16 números de referencia OE para más de 400 aplicaciones para vehículos de las marcas Mercedes-Benz, Volkswagen, Audi, Skoda y SEAT, lo que significa un parque de turismos y furgonetas asociado de más de diez millones de unidades.

Para cumplir con los nuevos objetivos de recucción de emisiones de CO2, los fabricantes de vehículos han introducido mejoras en sus motores para hacerlos más eficientes y menos contaminantes, entre ellas las bombas de agua variables, que permiten una reducción de CO2 gracias a la generación de un flujo variable. “La bomba de agua variable ayuda a calentar el motor de forma más rápida cuando el motor arranca en frío, con lo que ayuda a reducir el consumo de combustible y las emisiones contaminantes durante el tiempo que normalmente el motor se encuentra fuera de la temperatura de servicio”, comenta Javier Vicent, Marketing Manager de Industrias Dolz.

Industrias Dolz ha incorporado a su oferta de productos las primeras cuatro referencias de sus nuevas bombas de agua variables con tecnología PSF y ECF 

Gracias al acuerdo de distribución con uno de los principales fabricantes OE de bombas de agua variables del mundo, Industrias Dolz ha incorporado a su oferta de productos las primeras cuatro referencias de sus nuevas bombas de agua variables con tecnología PSF (Pneumatically Switched Flow - control digital para bombas de accionamiento mecánico) y ECF (Electro-hydraulically Controlled Flow - bombas de agua con control electrohidráulico del volumen de caudal).

La bomba de agua variable M261V es apta para 15 aplicaciones en motores de las Clases A, B y CLA de Mercedes Benz, fabricados a partir de 2011. Mientras, las bombas variables A228V y A215V permiten hasta 36 aplicaciones en motores de inyección directa de gasolina FSI, TSI y TFSI de modelos de las marcas Audi, SEAT, Skoda y Volkswagen, fabricados desde 2005.

Por su parte, la bomba de agua variable A255V es apta para más de 350 aplicaciones, también de modelos Audi, SEAT, Skoda y Volkswagen con motores diésel TDI fabricados desde 2009, incluidas furgonetas como las Volkswagen Caddy, Multivan, California o Transporter, hasta aplicaciones para los modelos más modernos (Volkswagen T-Roc, SEAT Arona o Ateca, Skoda Kodiaq o Karoq,...).