Emese Weissenbacher es la máxima responsable de la dirección comercial, CFO, de Mann Hummel desde el pasado 1 de julio.

Tras finalizar sus estudios, comenzó su carrera profesional en 1994 con especialistas en filtros, haciendo prácticas en el Departamento de Personal. Posteriormente pasó a formar parte del Departamento de Control y Marketing, para pasar a la Dirección de Producción y de empresa.

 

Antes de iniciar en la dirección, la diplomada en técnico mercantil comandó, por un lado, la gran planta de filtros de la República Checa. Por otro tuvo bajo su responsabilidad un total de siete plantas con unos 3.000 empleados en Europa como "Group Vice President Europe".

De origen húngaro, creció en Rumanía y habla cuatro idiomas. Es, asimismo, una de las 107 mujeres líderes de empresas de Baden-Württem-berg (www.spitzenfrauen-bw.de).
Weissenbacher, de 51 años, tiene un compromiso activo en su papel de mentora de las mujeres, así como portavoz de temática económica y cuestiones relacionadas con profesión y familia.

Es responsable de finanzas en su nueva posición directiva y convierte en un cuarteto el hasta ahora trío de la dirección de Mann Hummel, compuesto por Alfred Weber (Presidente del Consejo de Administración), Frank Jehle (Vice presidente del Consejo de Administración) y Manfred Wolf (Consejero Delegado del Área Automóvil e Industria).