Movelco acaba de poner en marcha un Servicio de Asistencia Técnica (SAT) para puntos de recarga de coches eléctricos e híbridos enchufables. La empresa tenía previsto lanzar este servicio, pero, ante la alerta sanitaria del COVID-19, ha decidido adelantar su implantación para poder colaborar con todos los profesionales implicados en la lucha contra el coronavirus, como taxistas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ambulancias, personal sanitario y otros trabajadores con labores esenciales.

Las personas de todos estos colectivos que sean usuarias de vehículos eléctricos y enchufables tendrán un trato prioritario y urgente mientras dure este estado de alarma. “Somos conscientes de la situación difícil que vivimos en estos momentos y, en especial, los profesionales que se están volcando en salvaguardar nuestra seguridad y nuestra salud. Por eso, activamos justo ahora este SAT que se prestará en toda España, para que aquellos que emplean en sus labores vehículos eléctricos, tengan la seguridad de que, en caso de avería, se les solucionará de inmediato”, explica el CEO de Movelco, Rubén Blanco.

Más allá de esta alerta sanitaria, el SAT de Movelco estará disponible para toda España, tanto Península como Islas. Para facilitar su acceso, se ha habilitado un único número de teléfono 697 27 49 11 desde el que se atenderán todas las solicitudes, tanto a través de llamada como de servicio de WhatsApp. Los interesados también pueden ponerse en contacto a través del correo electrónico [email protected].

El servicio estará disponible tanto para particulares como para empresas, autónomos, organismos públicos, asociaciones y todo tipo de entidades.

Para ser usuario de este SAT, no es necesario ser cliente previamente, es decir, es un servicio que no se limita a aquellas personas o entidades que hayan comprado su infraestructura de recarga a Movelco, sino que se extiende a cualquier propietario de un punto de recarga, de cualquiera de las marcas del mercado.

Movelco destaca que no se establece una cuota de pago, sino que se cobrará sólo por servicio prestado, en caso de reparación, conforme a los precios de mercado.