RecOficial Service ha decidido suspender el pago de la cuota del mes de abril a los 200 talleres adheridos a esta red, repartidos entre la Península y las Islas, perteneciente al Grupo Recalvi. Con esta medida, se busca aliviar, o al menos no cargar más gastos, a un sector que está sufriendo una pérdida de actividad considerable, debido a las restricciones impuestas por la alerta sanitaria causada por el COVID-19.

Tal y como se desprende del Real Decreto-Ley 10/2020 de 29 de marzo, los talleres sólo podrán trabajar para atender a aquellos vehículos autorizados a circular en este escenario restrictivo. Así, el punto 6 del Anexo del citado Real Decreto especifica que podrán funcionar los “servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías, que se continúen desarrollando desde la declaración del estado de alarma, así como aquéllas que deban asegurar el mantenimiento de los medios empleados para ello (...)”.

Estas medidas están suponiendo descensos de actividad de hasta el 95%, según las estimaciones de Ganvam, y de más de un 85%, según datos de Ancera. “Con este panorama, creemos que lo coherente es suspender el pago de las cuotas de abril, sin que esto merme en absoluto los servicios que ofrecemos a nuestros talleres adheridos”, indica Rubén Álvarez, responsable de Desarrollo de RecOficial Service.

Así, la suspensión del pago no implica que la red del Grupo Recalvi deje de prestar sus servicios, a los que todos los talleres podrán seguir accediendo a través de la plataforma web de RecOficial Service.