Tras casi dos meses confinados en casa y tras el parón sufrido en las ITV, Red Itevelesa abre las puertas de gran parte de sus 89 estaciones ITV en las provincias que hayan pasado la Fase 1 de la desescalada, según dicta la orden ministerial.

Las estaciones ITV de Aragón, Bellvei (Tarragona), Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, El Pont de Suert (Lleida), Murcia y Ceuta estarán operativas desde el 12 de mayo, mientras que las dos estaciones ITV de La Rioja comenzarán a realizar inspecciones desde el 11 de mayo.

Por el contrario, las estaciones ITV que aún permanecen cerradas serán las de Castilla y León, Madrid y Sant Fruitós (Barcelona). En este sentido, Red Itevelesa sigue preparándose para abrir las puertas del resto de sus estaciones ITV en los próximos días, tan pronto como cada provincia pase a la Fase 1.

Las medidas de prevención de contagios y los protocolos de seguridad diseñados por la empresa estarán a disposición en todos sus centros para todos sus empleados y clientes, de manera que se garantice una inspección ágil, segura y efectiva.

Los empleados irán provistos de los elementos de protección adecuados y previamente establecidos, además de extremar las medidas higiénicas generales: lavado de manos de manera frecuente y evitar tocarse ojos, nariz y boca. Se facilitará el mantenimiento de la distancia de seguridad tanto entre compañeros como con clientes, y se utilizarán los elementos de protección personal donde sea necesario.

Red Itevelesa tendrá a disposición dichos elementos de uso obligatorio, además de guantes desechables, dispensadores de gel hidroalcohólico, etc. y velará por su uso, impartiendo formación específica y recordando las medidas de seguridad con mensajes visuales en carteles colocados por el recinto. Además, cada estación ITV tendrá una limitación de aforo en sus oficinas para guardar la distancia de seguridad obligatoria entre sus clientes.

Entre los aspectos importantes que Red Itevelesa resalta a sus usuarios están la recomendación de la compra online y el pago con tarjeta en lugar de efectivo, así como la obligación de programar la cita previa a través de su página web, de manera que se eviten aglomeraciones y esperas excesivas en sus estaciones ITV. Igualmente, se insta a los clientes a que en cada vehículo sólo viaje el conductor, yendo a la estación con fecha y hora asignadas.