El Grupo Renault ha desarrollado un sistema de conducción autónomo que permite, por primera vez, una maniobra de evasión que evita los obstáculos como los pilotos profesionales, que han servido de inspiración y referencia al Renault Open Innovation Lab, instalado en Silicon Valley.

El Renault Open Innovation Lab es un elemento dentro de una red de laboratorios creados en el seno de la Alianza, destinado a mejorar la seguridad y las tecnologías avanzadas de conducción autónoma. Los progresos anunciados completan los avances conseguidos por Renault en materia de sistemas de asistencia a la conducción (ADAS) y de seguridad de los vehículos, además de representar una etapa importante en el empleo de la conducción autónoma para perfeccionar la seguridad de los vehículos.

La meta del Grupo Renault es la de convertirse en uno de los primeros constructores en proponer una tecnología 'Mind off' (que no exija tener los sentidos puestos en el volante) en sus vehículos de gran serie y desplegar una flota de vehículos autónomos sin conductor. La base de este trabajo proviene de las investigaciones publicadas por el Dynamic Design Lab de la Universidad de Stanford, con quien colabora el Renault Open Innovation Lab.

Con esta innovación, el Grupo Renault se beneficia de las dimensiones de la Alianza y apoya el lanzamiento de más de 15 modelos de Renault con diferentes niveles de conducción autónoma de aquí a 2022.