Rolls Royce anunció recientemente que está trabajando en un coche nuevo, un SUV que ha sido diseñado para cumplir "con los estilos de vida contemporáneos de gran movilidad".

 

En este sentido se tratará de un coche de cuerpo alto con una arquitectura de aluminio. Señalar que todavía no hay plazos para su llegada al mercado, aunque queda patente que Rolls Royce sigue siendo una marca orientada al cliente.