Adolfo Trigueros Lozano, de 31 años, seguirá al frente de una saga familiar que llegó a ser pionera en Málaga capital y en Torremolinos en el mundo de la reparación.

Su abuelo, Adolfo Trigueros Marín, nacido en 1907, inició a principios de los años 20 una labor que entonces era artesanal. Muy diferente del moderno 'smart taller' de la red Bosch Car Service que se acaba de acondicionar y de inaugurar en el número 162 de la avenida Carlota Alessandri, en pleno corazón de La Carihuela.

“Es el segundo taller que tenemos a disposición de la clientela porque seguimos con las instalaciones que desde hace décadas tenemos en el número 70 de la avenida Palma de Mallorca”, relata el propio Trigueros. Con una inversión sólo en maquinaria y acondicionamiento del local que supera los 200.000 euros, esta saga aspira a mantenerse entre las más significativas del sector en la provincia, informa La Opinión de Málaga.

“Disponemos de tecnología de última generación, con los estándares de calidad y la formación que al cliente le da tranquilidad”, agrega Trigueros Lozano. El nuevo paso lo representa el 'smart taller', a modo de evolución para el seguimiento de cualquier reparación. “El cliente puede acceder en su móvil a una aplicación en la que en todo momento observa el presupuesto de reparación, cualquier incidencia o el plazo de entrega ya previsto”.

En palabras de Adolfo Trigueros Castillo, padre del joven emprendedor, “el mundo del motor ha sufrido muchas transformaciones tecnológicas y hemos trabajado en esta familia, desde principios de los años ochenta, bajo el paraguas de redes multimarcas, porque así el cliente sabe que está en buenas manos”.