Tiresur suma la segunda inauguración en lo que va de año. Hace dos meses, el distribuidor inauguraba las nuevas instalaciones del centro logístico de Espírito Santo, en la región sudeste de Brasil. Unas semanas más tarde, abría sus puertas el nuevo almacén de Paraíba, en la región nordeste del país.

De este modo, son ya cinco los almacenes que el distribuidor de neumáticos posee en Brasil: Salvador de Bahía, Fortaleza, Recife, Espírito Santo y Paraíba, cinco puntos estratégicos desde los que tejer una espesa red de distribución que le ha llevado a cubrir gran parte de Latinoamérica, con el apoyo de la sede en Panamá.

Sumando estos cinco almacenes a los cuatro que posee en España y uno más en Portugal -almacén que pronto será sustituido por nuevas instalaciones-, Tiresur cuenta ya con diez centros logísticos.

Se trata, según el distribuidor, de “la manifestación de su clara política de expansión, donde el servicio al cliente es la principal razón de ser de la compañía, que ha visto necesario realizar grandes inversiones en inmovilizado para poder atender los incrementos de demanda”. Una senda de crecimiento sostenido alimentada “por la reinversión de los beneficios, que redunda finalmente en la capacidad de ofrecer un servicio de calidad, más y mejor portfolio, y una reducción al mínimo de las roturas de stock”.