Toyota Motor Europe (TME) anuncia el desarrollo de pruebas de conducción automatizada en vías públicas europeas. Tras los buenor resultados de las simulaciones y ensayos en circuitos cerrados, TME lleva ahora sus sistemas de conducción automatizada, desarrollados internamente, a un entorno urbano real: el centro de la ciudad de Bruselas (Bélgica). En el corazón de las instituciones europeas, un Lexus LS cubrirá repetidamente un recorrido fijo durante los 13 próximos meses.

El Lexus LS que circulará por carreteras públicas abiertas no tiene más modificaciones que el conjunto de sensores montado en el techo, que incluye LIDAR, radares, cámaras y un sistema de posicionamiento de gran precisión. En el vehículo, habrá un conductor por seguridad, que puede intervenir y anular el sistema de control de conducción automatizada en cualquier momento, e irá acompañado por un operador que supervisará el conjunto del sistema.

toyota lexus conduccion automatizada 2

Toyota va a llevar este vehículo a las carreteras públicas tras meses de intensos preparativos: validación del sistema de conducción automatizada, formación de los conductores, análisis de las rutas y obtención de las autorizaciones necesarias de las autoridades oportunas.

Toyota equipara la relación entre el conductor y el vehículo a la de un equipo que colabora de forma conjunta, una visión de movilidad que denomina ‘Mobility Teammate Concept’. Con vistas a la consecución de una movilidad más segura y sostenible, Toyota está trabajando en dos modelos distintos de conducción automatizada en paralelo: ‘Guardián’ y ‘Chófer’.

Además, mientras desarrolla estas tecnologías, Toyota trabaja para popularizar las prestaciones de seguridad de una forma asequible en toda la gama. Toyota equipa todos sus vehículos nuevos con sistemas avanzados de asistencia a la conducción -Advanced Driving Assistance Systems (ADAS)-, bajo la denominación Toyota Safety Sense y Lexus Safety System+2.

Por otro lado, el vehículo automatizado se empleará para recoger datos como parte de la participación de Toyota en el proyecto europeo ‘L3Pilot’, junto con otros 34 socios, entre los que se encuentra fabricantes de automóviles, proveedores de automoción, institutos de investigación y autoridades. El L3Pilot es un proyecto europeo a cuatro años lanzado en 2017 y parcialmente financiado por la Comisión Europea.

El proyecto sienta las bases para las pruebas de conducción automatizada a gran escala de unos 1.000 conductores y 100 automóviles en diez países europeos. En ese sentido, Toyota Europa se centrará en investigar los comportamientos de los clientes y el funcionamiento seguro de los sistemas en entornos urbanos complejos y diversos.