El Grupo Vypsa inauguró recientemente unas nuevas instalaciones en Málaga, afianzándose de este modo en el mercado automovilístico andaluz al contar con cuatro instalaciones Volvo (Córdoba, Ciudad Real, Málaga y Marbella) desde las que da soporte a 22.000 clientes, con unas ventas de 900 vehículos anuales y 8.000 reparaciones en sus talleres.

No en vano, sus cifras son un claro reflejo de su trayectoria: 36 años de historia y siempre vinculados a Volvo, con la que ha llegado a obtener en cuatro ocasiones el Premio al Mejor Concesionario Volvo de España.

La puesta de largo de estas nuevas instalaciones contó con la presencia de Antonio Luis Pérez Serrano, copropietario de la empresa; José María Galofré, consejero delegado de Volvo Car en España, y Francisco López García, gerente de la concesión.

Vypsa Málaga cuenta con una superficie de 4.000 m2, distribuidos en tres plantas, con todos los servicios: chapa, pintura, mecánica, vehículos de segunda mano, exposición de vehículos nuevos, y un taller de carrocería propio.

Sus talleres albergan asimismo el programa Volvo Personal Service (VPS), un servicio con el que la marca busca optimizar los tiempos y la calidad de los trabajos realizados en el taller, así como brindar la oportunidad al cliente de ver con completa transparencia lo que se hace con su vehículo.

Entre los aspectos más destacados de este servicio se encuentran el disponer de un técnico personalizado para realizar toda la gestión (cita, recepción y reparación) y que, junto con el Programa One Hour Stop, que utiliza la Metodología Lean para reducir al máximo el tiempo de las reparaciones (más del 80% de las intervenciones se llevan a cabo en menos de una hora), ofrecen un servicio de posventa integral a todos los clientes.