La nueva silla de trabajo de ZAPHIRO, que podrá verse en el stand (Pabellón 6) que la empresa tendrá en la próxima edición de Motortec Automechanika Madrid, está diseñada siguiendo las últimas tendencias en criterios ergonómicos, por lo que ofrece una maniobrabilidad total de 360º mediante sus cuatro ruedas de 10 cm, dos de las cuales disponen de un dispositivo de freno fácilmente accionable con la mano para fijar la posición de la silla.

Situada inmediatamente sobre las ruedas y aprovechando la estructura cruciforme de su soporte, hay una bandeja compartimentada para depositar herramientas, recambios y demás elementos necesarios para el trabajo a realizar. Oblonga, de 520x390 mm, está construida en plástico endurecido y ofrece múltiples espacios de diferentes tamaños y formas, especialmente pensados para colocar clasificados los útiles, piezas o tornillería de distintos tamaños y formas sin que se caigan o mezclen.

Por su parte, un amplio asiento antideslizante de 500x400 mm está moldeado ergonómicamente para proporcionar el sostén más eficiente, mientras que una ventilación adecuada está garantizada mediante varios orificios estratégicamente situados en su superficie. Esta última es a prueba de agua, aceite, grasa y demás sustancias presentes de forma habitual en cualquier taller, además de ser muy fácil de limpiar.

Otro elemento ergonómico de la nueva silla de trabajo de ZAPHIRO es su altura regulable. Así, la silla dispone de un cilindro de gas que se acciona desde una palanca situada bajo el asiento, que permite fijarlo entre 450 y 550 mm de altura. Está calculada para acceder a las zonas bajas de la carrocería de los automóviles, como pasos de rueda, aletas, faros o frenos, sin forzar la postura de la espalda.