SKF anunció que suministrará rodamientos para el nuevo modelo de hipercoche, bautizado como La Ferrari, presentado recientemente en público y por primera vez en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra.

Los rodamientos se utilizarán para las ruedas traseras y delanteras, la caja de cambios, el motor y el funcionamiento de las puertas tijera del automóvil.

Este superdeportivo híbrido de 963 cv, fabricado en serie especial limitada únicamente para 499 clientes, incluye un motor eléctrico desarrollado con la innovadora tecnología usada en el KERS F1 de la Scuderia Ferrari, en el cual SKF ha trabajado como socio tecnológico desde las primeras etapas de su desarrollo en 2007.

El resultado se puede apreciar en este hipercoche, una solución que exalta los valores técnicos fundamentales tanto de Ferrari como de SKF, la excelencia y el rendimiento.

SKF también proporciona los módulos especiales de buje de rueda SKF, que incorporan un buje de aleación ligera de aluminio fijado de forma permanente al aro exterior del rodamiento, con un diseño de tuerca especial añadido, ya utilizado previamente en los modelos de Ferrari Challenge (F430 y ahora F458 Italia).

El sistema completo suministrado por SKF brinda múltiples ventajas de diseño, como las mejoras en el rendimiento del rodamiento y el cubo de rueda. Asimismo, reducción del peso del conjunto completo del buje y rodamiento y simplificación de los cambios de rueda.

La firma suministra además rodamientos para el diferencial, la bomba de aceite y el motor eléctrico de este nuevo Ferrari.