MEWA ha demostrado cómo la sostenibilidad y el concepto vanguardista del 'sharing' pueden ponerse en práctica también en la industria, así como en los talleres. Como parte de un servicio integral, la compañía ofrece un sistema de alquiler completo en el que los paños de limpieza industrial son reutilizables, se entregan a las empresas y se recogen de nuevo después de su uso para que pasen por un proceso de lavado exhaustivo y respetuoso con el medio ambiente.

“Durante la crisis de la Covid-19 se han vuelto a poner de relevancia, de manera bastante equivocada, las soluciones de un único uso”, opinan desde MEWA. “El creciente uso de mascarillas desechables o de pañuelos de papel, frente al uso de textiles reutilizables, provocará una crisis de residuos, con su consiguiente impacto, tanto en la salud de la tierra como de sus habitantes”.

El uso de sistemas reutilizables no solo pone fin al aumento de los desechos de plástico, sino que también apoya la economía europea, salvando puestos de trabajo a nivel regional. Los textiles reutilizables, procesados profesional e higiénicamente, contaminan mucho menos el medio ambiente que los productos desechables y cumplen con los mismos requisitos de higiene”, recoge un comunicado de la Asociación Alemana de Limpieza Textil.

Contenedor SaCon MEWA

En el caso de los paños reutilizables de MEWA, los clientes “comparten” no solo los paños de limpieza, sino también la tecnología desarrollada por la empresa alemana. Bajo estrictas condiciones creadas de forma interna, esta tecnología permite, entre otros, recuperar el contenido de aceite y grasa de los paños de limpieza sucios para darles un segundo uso: calentar los sistemas de secado y lavado del propio sistema. Así, se convierten varios millones de litros de residuos en energía cada año y se contribuye a la conservación de los recursos. Si, en cambio, se opta por el uso de papeles o paños desechables para la limpieza industrial, las montañas de desechos seguirán creciendo.

Por otro lado, los contenedores de seguridad SaCon de MEWA, cuya vida se extiende a varios años, y las cortas distancias recorridas por el sistema logístico de la compañía a nivel regional, garantizan, según la compañía, “que el transporte cause mucho menos impacto medioambiental que la importación de productos desechables de Asia, cuya logística, además, se basa en envases de plástico desechables tras un único uso”.