Alrededor de 300 participantes han podido vivir y entrenar en primera persona las disciplinas que practican los deportistas olímpicos  Sergio Rodríguez, Javier Gómez Noya y Lidia Valentín, embajadores de Bridgestone,en el evento “Reto Bridgestone: Supera los obstáculos”.

El recorrido a través del Parque Santander de Madrid, diseñado por los embajadores, retó a los participantes a superar obstáculos literalmente. Antes de competir, cada participante había compartido su sueño y un mensaje de ánimo les esperaba en la meta final, con el objetivo de inspirarles y motivarles para que superen sus obstáculos diarios y ayudarles a que persigan su sueño.

Durante la jornada, los participantes han puesto a prueba su fuerza física y mental para levantar 120 kilos en varias tandas, el peso que levantó la halterófila Lidia Valentín en arrancada en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012. También, bajo la atenta mirada del triatleta Javier Gómez Noya, han recorrido 500 metros en una bicicleta estática aumentando la resistencia y en el menor tiempo posible, pudiendo comprobar la importancia no sólo de la velocidad, sino también de la capacidad de resistencia y de recuperación. Asimismo, en la prueba liderada por “Chacho” Rodríguez, han tenido que confiar en sí mismos y ser perseverantes para lograr encestar desde una distancia de cinco metros. Al llegar a meta, todos han destruido un muro que simboliza los obstáculos que se encuentran en el camino cada día.

En la fase final del evento, cada embajador ha sido el entrenador de un equipo de seis aficionados. Los participantes se escogieron en dos momentos: los primeros en función del valor de inspiración de sus sueños compartidos al inscribirse, y los segundos en base a sus tiempos del día. Estos 18 participantes pudieron medir su fuerza, velocidad y puntería, recibiendo los consejos y ánimos de estos entrenadores tan especiales.

Luis Miguel Álvarez, director de Marketing para el Suroeste de Bridgestone Europa, destacó durante la prueba que “para Bridgestone es un privilegio contar, por tercer año consecutivo, con estos grandes deportistas como embajadores. Durante cada una de sus competiciones, disfrutamos con ellos, sufrimos con ellos. Sus historias de superación nos inspiran y, con eventos como el de hoy, queremos llevar el espíritu olímpico a toda la sociedad y trasladar que con esfuerzo y perseverancia todo el mundo puede hacer realidad sus sueños”.