Más de 4.000 neumáticos desplazará Dunlop para las 24 Horas de Nürburgring, que se disputará los próximos 27 y 28 de mayo, en las que competiran más de 160 equipos, y en la que Dunlop equipa a numerosos fabricantes y equipos privados en la batalla que pone a prueba a pilotos y coches.

Las exigentes demandas de la carrera más grande del mundo en el Nürburgring-Nordschleife suponen un requisito importante para los neumáticos: 17 camiones de servicio transportan más de 4.000 neumáticos de carrera a Nürburgring. Esto permite a Dunlop ofrecer una amplia gama de especificaciones para todas las condiciones de pista y condiciones meteorológicas.

El Nürburgring-Nordschleife es único: 33 curvas a la izquierda, 40 curvas a la derecha, gradientes de hasta el 17% y camber de hasta el 11% en los 20,8 kilómetros de pista. En una sola vuelta, los pilotos pueden experimentar tantos elementos como los de otras series de carreras en toda una temporada. A 620 metros sobre el nivel del mar, el conductor puede alcanzar el punto más alto de la pista al principio, tocar el cielo, y luego caer 300 metros en el valle hasta el punto más bajo en Breidscheid (320 metros), donde está lloviendo.

El saber hacer y la experiencia de los ingenieros de neumáticos de Dunlop son particularmente importantes en climas variables. Más de 50 ingenieros de neumáticos y personal de servicio están en funcionamiento de jueves a domingo para proporcionar a los equipos los neumáticos y el apoyo necesario para luchar en las 24 horas de Nürburgring.

Este año las regulaciones en la clase FIA-GT3 han cambiado ylos neumáticos en desarrollo ya no estando permitidos. “Sólo se pueden utilizar neumáticos comercialmente disponibles que cualquier equipo pueda comprar”, explica Alexander Kühn, Director de Producto de Dunlop Motorsport EMEA.“Por eso hemos reelaborado y rediseñado nuestra gama de productos para el Nordschleife durante las pruebas de invierno en el sur de Europa y las primeras carreras del VLN.”

“En las distintas secciones, un neumático GT3 debe soportar cargas parciales de 10.000 a 12.000 Newtons”, dice Bernd Seehafer, Director de Proyecto Técnico Dunlop Motorsport EMEA. “Además, hay condiciones meteorológicas inestablescon temperaturas de asfalto de alrededor de dos grados en húmedo, pudiendo alcanzar hasta los 50 grados o más al mediodía. En el Nordschleife hay condiciones particularmente difíciles para las que Dunlop Motorsport desarrolla un neumático muy especial.”