Cada año en España se producen más de 4,5 millones de asistencias mecánicas, de las cuales más de 1.100.000 suceden en Cataluña. Pero es el verano la época del año en la que se producen más asistencias debido al aumento de desplazamientos por vacaciones y a la incidencia de las altas temperaturas sobre algunos componentes que provocan averías de coche.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio del RACC sobre las características de las asistencias en carretera en verano, después de que la Dirección de Asistencia Mecánica y en Viaje del RACC haya analizado el comportamiento del parque automovilístico catalán a partir de una muestra de más de 486.402 servicios de asistencia mecánica y personal gestionados durante 2016.

En cuanto a las previsiones de este mes de agosto, el informe refleja que más de 120.070 vehículos podrían necesitar asistencia en las carreteras catalanas, lo que supone unos 3.000 vehículos al día. El día más conflictivo se prevé que sea el 16 de agosto, cuando se calcula que más de 6.004 vehículos necesitarán asistencia mecánica en toda Cataluña.

El lunes es el día de la semana en que se solicitan más servicios de asistencia, con el 16% de las incidencias. Los servicios de asistencia se concentran entre las 08:00 y las 11:00 horas, con un 20% de los servicios diarios, mientras que, por la tarde, aumentan entre las 17:00 y las 18:30 horas, con un 11% de los servicios del día. En verano, la concentración de asistencias empieza sobre las 09:00 horas y por la tarde se alarga hasta las 20:00, coincidiendo con el cambio de hábitos de movilidad.

Por otro lado, el estudio del RACC indica que la primera causa de las averías es el sistema eléctrico general del vehículo, en un 43,6% de los casos. El 33% se debe a problemas con la batería y, de éstas, algunas se producen por distracciones del conductor, generalmente por olvidarse las luces encendidas.

En segundo lugar, con el 16,6% de las incidencias, se encuentran las ruedas y los sistemas de dirección, la suspensión y los frenos, mientras que los componentes mecánicos del motor, como la cadena de distribución, la bomba de aceite, etc., ocupan el tercer lugar con el 11,6%.